¿POR QUÉ TANTO SUFRIR?

 

 

 

 

 

 

 

 

Preguntas difíciles.

Desde tiempos muy antiguos los hombres se atormentan con preguntas acerca del sufrimiento. ¿De dónde procede
y por qué hay que sufrir tánto dolor?.
¿Por qué unos lo pasan peor que otros? ¿Dónde se halla la razón de que éste nazca con una tara, y aquél pase
por la vida sano y fuerte? ¿Por qué todo ese sufrimiento en las guerras, esa pobreza y esa hambre?.

En todas la épocas, estos interrogantes estuvieron a la orden del día y atormentaron al espíritu humano.
Sencillamente, no es posible separarlos de la vida. Nadie puede pasarlos de largo, porque todo el mundo, en
sí mismo o a su alrededor, tiene que ver o experimentar tanto dolor. Preguntas tales como las mencionadas surgen como la cosa mas natural y nos preocupan. Además, es preciso añadir que, frecuentemente, nos vemos impotentes porque no podemos echar una mano para cambiar las dificultades. Entonces se nos hace un nudo la garganta y se nos hace insoportable que no haya remedio contra ello. ¿Qué hacer si, por ejemplo, un recién nacido da señales evidentes de ser un disminuido psíquico?
Destrozados y mudos estuvieron los amigos de Job durante siete días junto a él, con los vestidos rasgados y la cabeza cubiertas de cenizas, hechos un espectáculo de miseria. Su compasión por el gran atormentado de…

Presiona aquí para descargar:

SUFRIR

 



Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Recibe Libros Cristianos GRATIS en tu Casilla de Correo: